Sarpullido en bebés, todo lo que necesitas saber para este verano.
Av. Javier Prado Oeste 1465 – San Isidro (Centro Médico Las Palmeras)

Sarpullido en bebé por verano

Sarpullido en verano, alivia la picazón con un baño de avena

Sarpullido en bebés, es una erupción de la piel común durante el verano o ante altas temperaturas.

El sarpullido es una erupción cutánea de pequeños bultitos (y a veces ampollas) que aparecen cuando el bebé está expuesto a altas temperaturas, es decir, en verano. También puede aparecer por alergias.

Si vives en una zona con estaciones, sabes que en verano las altas temperaturas pueden ser agobiantes. Sin mencionar la época de invierno, como siempre, los extremos no son muy buenos. Además, es cuando las enfermedades víricas se hacen presentes. Por ejemplo: la varicela o el sarampión. Ambas enfermedades sumamente contagiosas y que afectan mayormente a niños menores de 5 años.

Sarpullido en bebés

El sarpullido o erupción de la piel, es de color rojo y tiende a aparecer en bebés o niños menores de cinco años. El sarpullido suele salir en zonas que rosan con piel, pañal o pliegues de la misma. Por ejemplo: cabeza, axilas, ingle, etc.

¿Por qué aparece el sarpullido en bebés?

Cuando las glándulas sudoríparas se bloquean, el sudor no sale y se retiene dentro de la piel, generando irritación, picazón y enrojecimiento. Es decir, el sarpullido como lo conocemos.

¿El sarpullido es grave?

Normalmente no es grave y se soluciona aplicando cremas o remedios caseros que alivian la incomodidad. Sin embargo, la piel se puede infectar si el bebé se rasca constantemente con las uñas largas.

¿El sarpullido es doloroso en bebés?

No, no es doloroso pero si causa picazón excesiva, llegando a causar irritabilidad al bebé.

¿Cómo trata el sarpullido en bebés?

  1. Mantén fresco al bebé: quítale la ropa y déjalo con lo necesario mientras este en casa.
  2. Deja que le pegue aire: puedes tener un ventilador o venta abierta para que entre aire fresco al niño.
  3. Avena: puedes bañarlo con hojuelas de avena, existen varias alternativas para no lastimar la piel. Una de ellas en depositar la avena en una media panty que ya no uses y pasárselo por el cuerpo como si fuera un jabón. También hay jabones y cremas humectantes de extracto de avena (esto también puedes aplicarlo en presencia de la varicela).

Asegúrate cortarle las uñas a tu peque para evitar infecciones bacterianas o que se lastime la piel.

Desafortunadamente el salpullido no puede prevenirse por vacunas como la varicela o sarampión, enfermedades que causan sarpullidos o ampollas y picazón en los niños.

Varicela en niños

La varicela es causada por el virus de la varicela zoster. Afecta mayormente a niños menores de cinco años y normalmente no es grave. Sin embargo, se pueden presentar complicaciones y muertes por esta enfermedad.

Contagio de la varicela en niños:

La varicela se trasmite por tos, estornudos o contacto directo con una persona infectada. Es por ello, que al contagiarse un peque en el nido, contagia a casi todos sus amiguitos.

Síntomas de la varicela:

 La varicela comienza con malestar general, fiebre, fatiga, dolor abdominal o de cabeza y ausencia de apetito. Luego, aparecen las conocidas ampollas que causan picazón.

Vacuna contra la varicela:

La vacuna contra la varicela está disponible desde los 12 meses y requiere de una dosis de refuerzo después de 3 meses. El MINSA ofrece la primera dosis de la vacuna de forma gratuita a todos los peques hasta el primer año, 11 meses y 29 días (esta consideración cambiará a mediados de año para expandir el rango de edad hasta los 2 años).

Por ahora puedes conseguir la 2da dosis de la vacuna de forma particular. Es importante que completes el esquema de vacunación, ya que con 2 dosis de la vacuna proteges 98% a tu peque de contraer la varicela, presentar complicaciones o muertes por la misma. Es decir, con 1 dosis puede contraer la varicela leve, sin presencia de complicaciones o muertes.

Con 2 dosis de la vacuna, son escasas las probabilidades de que el bebé se contagie de varicela, pero no debemos descartar la posibilidad de la misma. De lo que sí podemos estar seguros, es que: pasará rápidamente y el bebé estará bien.

Sarampión en niños

Al igual que el sarpullido, el sarampión se presenta con una erupción (puntitos) rojos por todo el cuerpo, afecta a personas de todas las edades y puede ser grave, hasta el punto de causar muertes.

Anteriormente, se creía que la enfermedad había sido erradicada. Sin embargo, desde hace un año se han visto contagios por sarampión alrededor del mundo, he incluso, algunos países han emitido alertas sanitarias por sarampión. Esto se debe a que los padres cada vez vacunan menos a sus hijos, pese a las altas recomendaciones de todos las Organizaciones mundiales.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad vírica que normalmente afecta a niños menores de 5 años. Sin embargo, puede infectar a cualquier persona que no se haya vacunado contra la enfermedad.

Síntomas del sarampión en niños:

Los síntomas del sarampión tienden a aparecer 10 a 14 días después de la exposición al virus y son; fiebre, tos seca, resfrío, dolor de garganta, ojos inflamados, sarpullido rojo. A medida que la enfermedad avanza, la erupción se va extendiendo por el torso, brazos, piernas y muslos.

El virus es contagioso aproximadamente durante 8 días y se dividen de la siguiente manera: 4 días antes de que aparezca la erupción y finaliza cuando la erupción ha estado presente por 4 días en el cuerpo del niño.

Vacuna contra el sarampión:

La protección contra el sarampión se incluye en la vacuna trivalente SPR que protege contra el sarampión, paperas y rubéola, enfermedades víricas contagiosas.

La vacuna contra el sarampión se aplica desde los 12 meses y requiere de un refuerzo después de 3 meses. La recomendación es completar el esquema de vacunación para asegurar la correcta protección contra las enfermedades.

Leave a comment